Jueves, Julio 20, 2017
Blog Obsolescencia programada y tecnología
Viernes, 28 Diciembre 2012 15:00

Obsolescencia programada y tecnología

Escrito por  Cesar Moltó
Valora este artículo
(0 votos)

 

Yves Leers • 4 diciembre 2012

La "Obsolescencia Programada" se produce cuando un producto se pone  en el mercado y su duración ha sido voluntariamente limitada por el fabricante. El fabricante quiere vender. Si un producto es muy bueno y dura mucho el fabricante va a ganar menos dinero que si se estropea a partir de un tiempo determinado...

Y el fabricante desea, ante todo, ganar dinero.

Esto  esta causando problemas en Francia.

 

La salida del i Phone5 es la gota que colma el vaso de la obsolescencia programada. La gente lo compra y al cabo de poco tiempo se estropea y  lo tiene que tirar. El asunto ha adquirido tal repercusión social que en Francia el Secretario de Estado de Consumo del gobierno que preside François Hollande,  Benoît Hamon, se ha comprometido a
“luchar contra la obsolescencia programada”
y a buscar un modelo económico de la economía digital. “Comprar un aparato que ha sido destinado a estar totalmente desfasado un año después, nos plantea muchas preguntas cuando es de dominio público que el fabricante ha organizado él mismo esta obsolescencia”, ha afirmado a 60 millones de consumidores.

Según la Agencia del medioambiente, estos Smartphone tienen una esperanza de vida de 10 años a pesar de que la gente los cambia cada dos años o incluso menos. Propone separar lo que es la venta de los teléfonos móviles del abono propiamente dicho, alargar la duración de la garantía y de obligar a los fabricantes a poner en el mercado productos reparables, que no sean de usar y tirar, suministrando las piezas separadas del aparato durante diez años después de la compra.

Sylvain Angerand, de la ONG “Amigos de la Tierra” afirma que:

“La renovación incesante de aparatos de alta tecnología contribuye a la explosión del consumo de recursos naturales mineros y energéticos. Esta sobrexplotación destruye  ecosistemas, desplaza poblaciones, provoca contaminación química y  engendra conflictos. Solo en Francia, desde principios de 2012, la gente se ha desecho de  más de 13 millones de Smartphone  y 3,4 millones de tabletas digitales.

 

Añadir comentarios
  • No se han encontrado comentarios